Alberto al aparato, hoy os traigo la comida del día, tristemente decir que recién hechas como en la foto tenían que haber estado cojonudas(ups) pero por horarios me es imposible cocinar a la hora de la comida.

Sin más dilación: Salchichas con cebolla, si, así de simple, hoy no tocaba un poco de pimiento ni nada, me lo reservo para otra comida ya en mente… 😀

Su preparación para los novatos en la cocina no tiene ningún misterio: picamos la cebolla al gusto, rodajas/aros, cuadraditos…ponemos la sartén al fuego con un chorrito de aceite(sin pasarse ojo), dejamos que se caliente, añadimos la cebolla y la doramos.

Una vez la cebolla llegue a un punto intermedio dorado-tostado y este blandita la retiramos para acto seguido empezar a hacer las salchichas que prácticamente se hacen solas vuelta y vuelta. Una vez terminado el proceso, volvemos a darle un repaso a la cebolla por la sartén para que se mezcle con los jugos de las salchichas.

Para terminar, (y en nuestro caso) sacamos tupperware de turno y lo rejuntamos todo y lo dejamos reposar antes de meterlo al frigorífico.

Para aquellas madres (y no madres) preocupadas por nuestra alimentación: Si, también tomamos verduras, adjunto brocoli sujeto del revés para que sé este quietecito como muestra gráfica.

 

 

 

Anuncios